Almacenar agua

TRANSPORTAR, ELEVAR, ALMACENAR AGUA.

En su camino hacia el usuario final es preciso mover el agua “al por mayor”, lo que requiere de grandes y costosas infraestructuras: bombeos, depósitos, tuberías de traída…

Excepto en grandes ciudades, es conveniente (o imprescindible) compartir estas instalaciones entre varios municipios, a veces con aglomeraciones diversas.

GESTAGUA dispone de la experiencia y el conocimiento de los instrumentos jurídicos necesarios para promover asociaciones (mancomunidades) y gestionar sus operaciones asociadas con eficacia y equidad.

Los depósitos reguladores y sus niveles (el agua que contienen) son parte esencial de este proceso. Para evitar pérdidas de capacidad o problemas con la calidad del agua almacenada, realizamos un mantenimiento programado muy cuidadoso de cada depósito, tanto de su ingeniería civil (estanqueidad, asientos…) como desde el punto de vista sanitario (desinfecciones, desincrustaciones…). En todo momento verificamos los parámetros básicos de la calidad del agua que contienen o se incorpora a las redes.

Cuando estas infraestructuras se comparten, se hace necesario distribuir el agua resultante entre sus distintas comunidades usuarias, a través de redes de agua en alta. Aplicando los Convenios establecidos, GESTAGUA lleva a cabo todas estas operaciones, sirviendo puntualmente el caudal que cada una necesita. Con la máxima eficiencia en los costes, y distribuyendo las cargas ambientales entre todos sus usuarios de manera transparente y equitativa.